«La cuenta y el táper, por favor …»

Nivel B1

Una mala costumbre que evitar

A veces por vergüenza, a veces simplemente por falta de hábito, los españoles no se llevan a casa lo que sobra en la mesa cuando comen fuera. Guiados por el apetito con que llegan al restaurante, por la curiosidad de probar varios platos o por comer con los ojos, en más de una ocasión dejan una parte más o menos considerable de la comida.
Suele ocurrir cuando se reúnen varios comensales a la mesa para festejar algún cumpleaños o en ocasión de una cena entre amigos o compañeros de trabajo. Aunque la tendencia es optar por un menú fijo – pactando previamente tanto el precio como los platos y los extras incluidos – es durante estas cenas o comidas grupales cuando tiene lugar un mayor despilfarro de comida, acompañado por un sentimiento de culpa o de impotencia.

 

Cantidades de comida desperdiciada

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) – publicados en el periódico La Vanguardia en 2019 – España es el séptimo país de la Unión Europea que más comida desperdicia (7,7 millones de toneladas); entre otros le siguen Francia (9 millones) e Italia (8,8 millones de toneladas), los cuales cuentan, desde 2015 y 2016 respectivamente, con una ley específica para tratar de evitar que la comida acabe en la basura.
Las estadísticas señalan también que solo en los hogares españoles se desperdician cada año unos 1300 millones de kilos de comida (1,3 toneladas), lo que corresponde al 42% de los alimentos que se tiran. Dicho de otro modo, se despilfarra aproximadamente el 4,5% de lo que se compra, y casi la mitad es pan, fruta y verdura.
Por su parte en España no hay una ley estatal que regule el desperdicio alimentario; a nivel autonómico, sólo las Islas Baleares cuentan con una norma de este tipo, y ahora Cataluña acaba de aprobar la suya.

 

Las reflexiones de los expertos

Al tratarse de una ley que tiene en cuenta toda la cadena alimentaria y da la prioridad a la prevención al despilfarro, lo que se pretende es «recuperar el valor de los alimentos, y que todos los actores implicados tomen conciencia de lo que está sucediendo, por sus implicaciones medioambientales, sociales, y económicas», dice Raúl Moreno, uno de los impulsores de la ley.
La opinión de Toni Massanés, director de Alicia (Laboratorio de alimentación responsable) gira entorno a que «no damos a los alimentos el valor que tienen; estamos acostumbrados a que siempre haya de todo, por lo que no consideramos que moralmente esté mal desperdiciarla».

 

Una invitación al consumo sostenible

El texto de la reciente ley establece deberes específicos a las empresas del sector de la restauración y la hostelería. Así pues, los dueños de bares, restaurantes y casas de comidas tendrán que facilitar que el cliente pueda llevarse a casa los alimentos que no se haya acabado. Además, deberán informar de ello de manera clara y visible, preferentemente en la carta o el menú, y avisar que no supone un coste adicional.
Los envases utilizados para llevarse las sobras deberán ser aptos para el uso alimentario, reutilizables, compostables o fácilmente reciclables, si bien el cliente también podrá llevar su propio táper, como lleva su bolsa cuando va a hacer la compra.

 

Un deber de todos

Las medidas para evitar el despilfarro alimentario no se limitan, sin embargo, a los pequeños establecimientos y llegan también al sector de la distribución. Según la ley entrada en vigor recientemente, los supermercados cuya superficie supere los 400 m2 no podrán tirar los productos que hayan sobrepasado la fecha de consumo preferente. Estos últimos tendrán que exponerse con un descuento significativo para la venta al público quince días antes de su vencimiento.
Otras realidades, como por ejemplo los servicios de catering para los comedores escolares, implementan el objetivo final de la normativa con programas educativos que intentan responsabilizar al alumnado y a sus familias. La esperanza es que los hábitos aprendidos en el comedor de la escuela se lleven también a casa y contribuyan a seguir luchando contra el desperdicio de alimentos.
Por supuesto, vista la emergencia sanitaria por la que está pasando el planeta, tanto los restaurantes como los supermercados han tenido que adaptarse a las circunstancias que han llevado a la población al confinamiento. La gran mayoría de los establecimientos ofrecen la posibilidad de realizar la compra o pedir la comida por internet, utilizando alguna de las aplicaciones más conocidas. Sin embargo, es responsabilidad de cada ciudadano comprar con criterio los alimentos realmente necesarios, seguir una dieta equilibrada y evitar, más que nunca, tirar comida a la basura.

Puoi svolgere gli esercizi collegati a questo articolo anche in modo interattivo su ZTE.

COMPRENSIÓN DE LECTURA

1) Selecciona la respuesta correcta, según la información que encuentras en el artículo.

1. Cuando no comen en sus casas, los españoles …

  1. en ninguna ocasión se llevan lo que no han comido.
  2. siempre se llevan lo que sobra si comen en casa de familiares.
  3. a menudo piden llevarse las sobras, aunque les da vergüenza hacerlo.

2. En las comidas o cenas de grupo …

  1. los clientes piden más de lo que van a poder comer.
  2. los menús fijos son muy abundantes.
  3. suele tirarse mucha comida.

3. En Europa existen leyes contra el desperdicio de alimentos …

  1. en Francia e Italia.
  2. en todos los países, excepto en Italia y en Francia.
  3. en siete países.

4. En las casas españolas …

  1. nunca se despilfarra el pan.
  2. se aprovecha todo lo que se compra.
  3. se producen sobras que se tiran.

5. Los expertos coinciden en que …

  1. si hay abundancia de alimentos, el despilfarro no se nota.
  2. no se da suficiente valor de los alimentos.
  3. la ley no tiene en cuenta del medioambiente.

6. Los restaurantes, en función de la nueva ley, deberán …

  1. anunciar su local en los envases que dan a los clientes.
  2. ayudar a los clientes a llevarse las sobras.
  3. anunciar el coste adicional de los menús.

7. La ley contra el despilfarro alimentario afectarán …

  1. solo a bares y restaurantes de grandes superficies.
  2. a establecimientos de envases reciclables.
  3. además al ámbito de la distribución de alimentos.

8. En los comedores escolares intentan …

  1. colaborar enseñando a respetar la comida.
  2. que los alumnos coman en sus casas cuando sea posible.
  3. utilizar los servicios de catering para evitar el despilfarro.

9. Comprar comida por internet es …

  1. obligatorio para todos los ciudadanos debido a la emergencia sanitaria.
  2. posible gracias a las aplicaciones para pedir comida a domicilio.
  3. una buena idea para no tirar alimentos a la basura.

 

GRAMÁTICA Y VOCABULARIO

2) Completa las frases con las palabras sugeridas a continuación.

aprovechar – consumo – desperdiciar – despilfarro – dueños – envases
residuos – táper – tirar – valor

1. Es necesario pensar en el valor global de los alimentos para evitar el ___________ de comida.

2. Una mayor educación alimentaria en los colegios ayudaría a ___________ mejor las sobras.

3. Actualmente los centros escolares impulsan el ___________ de frutas y verduras frescas.

4. Llevar un ___________ con la propia comida al trabajo se ha convertido habitual entre la gente joven.

5. Para no ___________ alimentos que van a caducar, los supermercados deberán promover su venta.

6. En Europa no valoramos los alimentos, ni tenemos conciencia de los ___________ alimentarios.

7. Al ___________ algo al cubo de la basura desaparece de nuestras vidas, y no le damos más importancia.

8. La colaboración de los ___________ de los restaurantes es básica para aplicar la nueva ley.

9. Las personas podrán utilizar sus propios ___________ para llevarse las sobras a sus casas.

10. Los expertos consideran que ha llegado el momento de recuperar el ___________ de los alimentos.

 

3) Elige la opción adecuada para la forma «tú» del Imperativo.

1. Sigues/Sigue nuestros consejos contra el desperdicio.

2. Únete/ Te unas a esta iniciativa y no tirar/ tires la comida.

3. Realiza/Realices una lista y planifique/planifica lo que vas a comer: no compras/compres de más.

4. Para combatir el desperdicio en casa sirve/sirvas raciones justas. Es mejor repetir que tirar.

5. Congeléis/Congela los alimentos sobrantes: hazlo/hágalo en porciones pequeñas o individuales.

6. En los táperes indica/indiques lo que hay dentro y pongas/pon la fecha del día en que lo congelas.

7. Si comes fuera de casa, no tengas/tener la vergüenza y pide/pides las sobras para llevártelas.

8. Tu contribución es fundamental: sé/seas responsable y no olvidarte/te olvides de los demás.

 

EXPRESIÓN ESCRITA

4) Escribe una entrada para un blog dedicado a las costumbres sociales sobre la alimentación en Italia [entre 100 y 120 palabras]. En el correo deberás:

– saludar y presentarte;
– motivar el tema del que vas a escribir;
– cómo crees que reaccionan las personas extranjeras;
– describir aspectos positivos y negativos del tema;
– otra información que consideres importante.

___

(Yolanda Sabaté)

(Créditos de las imágenes: Flickr, Flickr)

Per la lezione

Prosegui la lettura

Commenti

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *